Las Claves Para Tener un Equipo Empoderado y Conectado


De acuerdo a estadísticas proporcionados por Gallup, las compañías con un alto nivel de compromiso de sus empleados, gozan de un 21% más de rentabilidad en su negocio. El compromiso y el empoderamiento, suelen ser dos factores que pueden ser realmente decisivos en el éxito a largo plazo de cualquier empresa. Sin embargo, es muy común encontrar que el personal rota constantemente, y las razones suelen ser:


  • Aburrimiento, falta de motivación.

  • Desconocimiento de objetivos y metas.

  • Falta de liderazgo.

  • No sentirse valorados por la empresa.

Como líderes, es muy importante hacer un análisis constante de nuestros equipos para entender su progreso y desarrollo en el puesto y en la compañía. Es un hecho, que cuando nuestros empleados se sienten empoderados, la operación puede funcionar de una forma más eficiente para todos. Pero empoderar al staff no significa deslindarnos de responsabilidades y dejar "que lo hagan ellos". Empoderar sin ningún control o margen, puede ser contraproducente, e incluso irresponsable. Por ello, hoy les presentamos 3 claves para poder crear las bases de un equipo genuinamente empoderado:


1. Sembrando y Cosechando Expertos


Sin duda alguna, cada individuo funciona como una semilla y se relaciona con el famoso dicho: "cosechamos lo que sembramos". No podemos esperar que de la noche a la mañana nuestro equipo pueda ser autónomo e independiente. ¿Cómo podemos ayudar a que su proceso sea más fructífero? Entrenamiento, entrenamiento y más entrenamiento. Hay dos puntos muy particulares que recomiendo a los líderes:


  • Briefings

  • Prácticas Diarias

El primer punto se refiere a las reuniones previas a iniciar cada turno. Es importante tener una reunión o un brief de lo que está pasando en nuestro trabajo, tanto de manera interna como externa. El briefing puede servir para revisar diferentes puntos:


  1. Analizar la operación del día anterior, y encontrar áreas de oportunidad.

  2. Analizar la operación del día actual y preparar al equipo: ser proactivos.

  3. Compartir información relevante de la industria o de la zona.

  4. Compartir resultados del día, semana o mes.

  5. Proporcionar reconocimiento al equipo.

  6. Aclarar dudas sobre temas de operación.

Un briefing debe ser breve y conciso, si dura más de 15 minutos, una junta departamental sería lo más recomendable, ya que no se trata de entorpecer la operación diaria. El objetivo principal de un briefing, debe ser el de preparar al equipo para el éxito en su turno.


El segundo punto, va de la mano con el briefing, y en muchas ocasiones, pueden suceder al mismo tiempo. En diferentes empresas donde tuve el placer de trabajar, teníamos la buena costumbre de realizar prácticas operativas de manera diaria. Los líderes, teníamos la responsabilidad de hacer un calendario mensual donde expondríamos los temas que desarrollaríamos cada día de la semana. Esto genera gran expectación en el equipo, pues pueden:


  • Demostrar sus habilidades al equipo.

  • Aclarar dudas para mejorar el desempeño.

  • Crear un sano ambiente de competencia.

  • Fomentar la constante mejoría.

2. Coaching


Una vez que el equipo salta a la operación, es responsabilidad de los líderes ser el guía que cada persona necesita. La importancia de la retroalimentación es un factor extremadamente importante, para corregir y mejorar los procedimientos constantemente. Para ello hay dos opciones:

  • Feedback al momento.

  • Feedback al final del día.

El feedback al momento, debe ser muy breve y conciso, evitando interferir con la operación pero asegurando de hacer los ajustes necesarios para mejorar la experiencia del cliente. Normalmente el feedback al momento es una conversación unilateral, donde el líder debe dirigir a la dama o caballero.


Cuando las correcciones requieren de más atención o simplemente son errores más graves, es importante mantener una conversación con el empleado antes de que finalice el día. Es de suma importancia el asegurarse resolver la situación en el mismo día de ser posible. Al mismo tiempo, debe ser en privado y comenzando por analizar los aspectos positivos la acción a corregir y después continuar con las áreas de oportunidad.


3. Alentando la Autonomía: Empowerment


Con la práctica adecuada y con una disciplina constante, el equipo comenzará a tomar forma y confianza en si mismo. Es importante fomentar un ambiente de trabajo donde todos puedan tomar decisiones importantes sin necesidad de pedir autorización constante. Sin embargo, los límites deben estar siempre bien marcados y como líderes, debemos ser pacientes y tolerantes al cambio.


Tarde o temprano, nuestro equipo podrá tomar una decisión no tan acertada, pero debemos estar preparados para seguir alentando al equipo a intentarlo. Porque un equipo que tiene el valor de tomar una decisión, puede valer más que alguien que simplemente no lo intenta porque "no es su trabajo". Debe existir un balance adecuado, y eso se puede lograr únicamente con trabajo duro y un gran esfuerzo de todos.


10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo